EL FÚTBOL Y LA EMPRESA  (PRIMER TIEMPO)

En el fútbol hay mucha pasión, y otros elementos que son esenciales para lograr un equipo de primera; y es necesario decir, que estos también son buenos para los negocios. Por ejemplo, tener habilidades es esencial y en ambos sectores se requiere de un líder que organice al grupo y establezca la estrategia a seguir.

Sin duda alguna, es muy importante tanto el trabajo en equipo como el aprovechamiento de los talentos y habilidades de cada uno de sus integrantes, si alineas todos esos elementos, seguramente nada te detendrá, o si…?

Claro, esto supone un inconveniente, tanto en la cancha como en la empresa, su entorno y su gente tienen el deber de prepararse y estar permanentemente listos, entrenados y flexibles, solo así se podrán aprovechar las ocasiones cuando aparezca esa oportunidad de gol.

Ahora bien, el estar listos, entrenados y flexibles, no es lo que muchas veces nos inculcan ni enseñan nuestros padres, tampoco la sociedad en la que estamos inmersos, y es aquí donde las empresas deben: crear espacios favorables anticipándose a la incertidumbre, promover acciones orientadas a mejorar el desempeño de un equipo de alto rendimiento, y  fortalecer integralmente al individuo.

Nuestro impulso es crear valor, sensibilización, integración y la importancia de un trabajo bien hecho. Que el equipo, sea capaz de decir que técnicas emplear para fomentar la automotivación y mantener el trabajo en unión y con entusiasmo; y cada vez que haya una ocasión, gritaremos gooooool…

“Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo; juntos podemos hacer grandes cosas”. Madre Teresa de Calcuta.  

elit. Praesent felis Phasellus porta. sit id